El Arte de Restaurar un Clásico consiste en intervenir directamente sobre el automóvil aplicando los tratamientos necesarios para subsanar los daños que esten presentes, preservándolo en condiciones óptimas de modo que sea posible disfrutar su diseño, mecánica y tecnología, y así experimentar las sensaciones de la forma que fue concebido por sus creadores.

Porsche 911 1980

Ver

Ferrari Testarrosa 1985

Ver